54 11 6 603 6768 info@azetuviaje.com.ar

Quisiera compartir una experiencia de viaje para el primer portal de turismo de Azerbaiyán en español. Y referirme particularmente a la República Autónoma de Najichevan, una región de Azerbaiyán que he tenido oportunidad de conocer y que para cualquier viajero de Latinoamérica le puede representar un verdadero “lugar remoto”.
Como Uds. saben, Azerbaiyán es un país con características únicas, donde se puede encontrar un paisaje arquitectónico tradicional de Asia Central y apreciar la historia milenaria y los rasgos de la cultura islámica. Precisamente, en esta región autónoma puede decirse que es un enclave que posee un legado cultural de varios siglos y que es uno de los puntos turísticos más atractivos del país.
El objetivo de mi viaje en el año 2016 fue para investigar de la cultura y la historia de esta región autónoma de Najichevan, que está ubicada a 575 kilómetros de la capital Bakú, que no supera los 500.000 mil habitantes y que limita con el territorio de Irán.
En mi labor de investigación pude acceder entrevistar a Vasif Talibov, quien es el Presidente de la Asamblea Legislativa Regional, y quien pudo contarme de la importancia de los sitios históricos y monumentos de Najichevan para la cultura de los pueblos euroasiáticos. Y que precisamente, los pobladores de esta provincia autónoma tienen un alto orgullo por el legado cultural, ya que es la tierra natal del que consideran fundador del Estado moderno de Azerbaiyán, Heydar Aliyev.

Al llegar a este lugar se respira un aire de pueblo, y uno puede descubrir un paisaje muy diferente al de la capital Bakú, con muchos puntos de referencia que un turista que viaje a Najichevan puede descubrir, pero con muchas enseñanzas del significado que cada uno de estos sitios guarda en su historia.
Como el caso del mausoleo de Momina Khatun o el del famoso de Garabaghlar, construido en la primera mitad del siglo XIV.
O el fortín de Najichevan, en donde el Palacio del Shah es una joya imperdible con sus anécdotas. Estamos hablando de una región que experimentó una gran pujanza cuando se establecieron los diferentes kanatos y reyes.
Y entre las edificaciones antiguas se destaca el Mausoleo de Noah, del siglo VIII, que ha sido restaurado en el año 2016. Este y todos los complejos y construcciones que uno visita están preparados para recibir al turista, porque todo ha sido refaccionado y se ha embellecido el entorno con parques, con sus espacios aledaños mejorados que ofrecen un paisaje impecable de cada monumento.
Entre otras construcciones milenarias se destaca la torre de Alinja Gala del siglo X, rodeado de los restos de lo que fueran las defensas de esta ciudadela.
Reconocido como Patrimonio Mundual de UNESCO, el monumento de Momine Khatun. También los viajeros pueden descubrir las curiosidades de la construcción del Palacio del Shah y apreciar la estatua de Ismail Kemal Attaturk.
Entre museos y mezquitas, un paseo en esta región les llevará a conocer el Monumento de Garabaghlar y el Monumento del Profeta Noah.
Entre las calles que tienen un estilo soviético, la estatua de Ajami Najichevani; que se trata de monumentos culturales construidos en el siglo XIII por Ajami Najichevani.
Y recopilando toda la historia del siglo XX el Museo Nacional de Heydar Aliyev, que es un centro importante histórico para todo el Caucaso.
No quiero extenderme en la lista de sitios para conocer, pero hasta se puede visitar el primer museo de sal, a nivel mundial. Un recorrido hacia el interior de una montaña donde un centro curativo y con propiedades medicinales como parte de las experiencias que se pueden encontrar en esta región.
El caso de la Academia de Ciencias de Najichevan, que posee una interesante colección arqueológica, ofrece conferencias para los turistas que tienen interés y curiosidad por la historia y arqueología de la región
Mi recorrida pude capitalizarla al máximo gracias a los representantes de la compañía NATIG TRavel and Tours, que dirigen los hermanos Emil Pashali y Natig Pashali. El servicio de guía ha sido muy productivo para aprender sobre la historia, la cultura y para aprovechar inteligentemente el tiempo.

Otros puntos para visitar
Y una visita obligada cuando se está en esta región, se puede ir en carretera al pintoresco pueblo de Ordubad, un sitio de mucha historia para la nación de Azerbaiyán. Esta es la ciudad natal de científico Yusuf Mammadaliyev, que pudo aportar investigaciones que tuvieron importancia durante la Segunda Guerra Mundial.
Este pueblo, que no llega a tener 50.000 habitantes, posee una gran cantidad de monumentos y tesoros culturales, que son parte de la región de Shahrur. Aquí se destaca la arquitectura de sus mezquitas y construcciones religiosas.
Ordubad se destaca por sus amplias calles de estilo soviético en contraste con una maravillosa arquitectura religiosa que refleja construcciones milenarias.
Aquí pueden conocer el hotel de cinco estrellas de Tebriz, con el mejor servicio en toda la región, lugar que ofrece una comida típica que será un recuerdo inolvidable para los visitantes.
Ordubad es la ciudad más al sur de Najichevan, está al límite con Irán y es parte de la región de Shahrur. Aquí se encuentra la Universidad Estatal de Najichevan, donde en oportunidad de brindar una conferencia, puede ver cómo los edificios públicos han sido refaccionados para mantener su estilo tradicional.
Desde aquí Shahrur, se puede visitar la frontera entre Turquía y Najichevan – Azerbaiyán.
De paseo por la ciudad de Heydarabad, una pequeña comunidad que se destaca por su simbólica organización urbana, un diseño perfecta para una ciudad con apenas 700 a1000 habitantes. La vivencia de atravesar Heydarabad permite al viajero ver en profundidad la vida alejada del ritmo acelerado que hoy tiene cualquier ciudad occidental, disfrutar de la paz y ver cómo se vive “en otra parte del mundo”.

Najichevan ofrece una mirada distinta de Azerbaiyán. En cada rincón uno puede observar qué importancia tiene el turismo para este país, porque hay mucha dedicación por el cuidado y mejora de las plazas, monumentos y edificaciones milenarias. El aspecto general, que a los ojos de los latinos tiene lo que llamamos «un aire soviético», tiene a sus anchas calles y sus grandes edificios en contraste con un paisaje natural que se mezcla en lo tradicional del Cáucaso y las panorámicas de Asia Central. Hay mucha historia en Najichevan, se aprende mucho y se disfruta del choque cultural que nos muestra el estilo de vida de la gente de esta región autónoma de Azerbaiyán.

 

Por Peter Tase. Washington, Estados Unidos.